Consejos útiles

Cómo almacenar adecuadamente el té a granel para que no se eche a perder

69views

El té es un producto imprescindible en nuestros hogares, pero ¿cuál es la mejor forma de conservarlo si se compra al por mayor? A continuación se ofrecen algunos consejos útiles y errores que se deben evitar y que se suelen cometer al guardar té en la despensa.

¿Compras té a granel? Presta atención a dónde y cómo lo guardas para disfrutar más de su aroma.

Disfrutar de una taza de té es un placer que no conoce estacionales, sino que se adapta a los diferentes momentos del año: durante el invierno es un cálido abrazo contra las dolencias estacionales, mientras que en el verano se transforma en una panacea refrescante.

Siempre recomendamos preferir el té a granel al envasado en bolsitas, ya que es cualitativamente mejor y más sostenible, ya que está ligado a una menor producción de residuos: con el té a granel no hay filtros, bolsitas de papel y otros envases que desechar.

Pero, ¿cómo conservar el té a granel para que dure en el tiempo y sea siempre rico en sabor y aroma? No hay nada peor que un té “borroso”, que ha perdido sus propiedades organolépticas y que no tiene nada más que ofrecer al paladar de quien lo bebe.

Lea también:

Cómo almacenar té a granel

@fotosiber/123rf.com

Poco y a menudo

En general, si optamos por comprar té a granel, es mejor no comprar grandes cantidades, sobre todo si no lo utilizamos mucho: guardar el té durante demasiado tiempo en la despensa de casa no garantizará un sabor óptimo.

Por el contrario, recomendamos comprar pequeñas cantidades de té a la vez, para estar seguros de consumirlas a corto plazo, beneficiando la calidad del producto.

Presta atención a la luz y la humedad.

Para una conservación óptima, el té a granel debe conservarse en un lugar oscuro, fresco y siempre seco: de hecho, el producto teme luzlo que comprometería el aroma, e humedadlo que podría provocar la aparición de moho en el producto.

Lo ideal sería guardar el té en la despensa o en el armario, siempre que estos espacios de la casa puedan garantizar las condiciones antes mencionadas, fundamentales para la buena conservación del producto.

También evitamos exponer el producto a cambios bruscos de temperatura: estos también podrían comprometer la calidad del té.

Elige el contenedor adecuado

Un elemento importante para guardar el té es también el recipiente en el que lo ponemos una vez volvemos a casa.

Es mejor evitar los envases de plástico, ya que absorben y alteran el olor del té y no garantizan una conservación óptima; además, si el envase es transparente o de color claro, no protegerá el producto de la luz.

También evitamos los tarros de cristal. Si están equipados con un tapón hermético, garantizan una buena protección contra la humedad y los olores, pero no se puede decir lo mismo de la luz, que se filtra a través del material transparente dañando el té.

Nuestro consejo es utilizar latas con tapa hermética: garantizan la adecuada protección de la luz, la humedad y la presencia de otros olores fuertes en el interior de la despensa, que podrían alterar el sabor de nuestro té.

Siga con nosotros | | | |

También recomendamos:

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.