Consejos útiles

Cómo hacer que tu ropa huela fresca sin usar detergentes fuertes

72views

Unas sencillas precauciones a la hora de lavar la ropa en la lavadora pueden ayudarnos a obtener una ropa perfumada sin necesidad de utilizar productos químicos.

Sacar ropa recién lavada del tambor de la lavadora y notar un olor desagradable: ¿a ti también te pasa esto? Aunque hemos utilizado detergente y suavizante y hemos centrifugado correctamente, nuestra ropa no parece tener el olor agradable que debería. ¿Cómo evitar este inconveniente?

He aquí algunos consejos útiles (y sobre todo verde) para tener una ropa perfumada sin tener que recurrir a perfumistas químicos contaminantes.

Revisemos la lavadora.

Antes de introducir la ropa a lavar, echemos un vistazo al interior del tambor: agua estancada y residuos malolientes de detergente podrían esconderse entre los pliegues de la junta que desprenderán malos olores durante el lavado.

Lea también:

No carguemos mucho la cesta

Cada lavadora tiene su propia carga máxima de ropa que se puede lavar, por encima de la cual no se garantizan buenos resultados de lavado. Una cesta demasiado llena de ropa sucia dará como resultado una ropa que no estará perfectamente limpia (y tampoco demasiado fragante).

No pongas demasiado detergente

Podríamos pensar que añadiendo más detergente o más suavizante nuestra ropa quedará más limpia y perfumada, pero no es así. Por el contrario, una dosis excesiva de estos productos no desaparecerá durante las fases de aclarado sino que quedará enredada en las fibras de los tejidos dando lugar a malos olores.

Lea también:

Agreguemos un perfumista (natural)

En lugar de comprar ambientadores para la ropa a base de químicos altamente contaminantes, podemos probar a elaborar uno en casa con ingredientes naturales: el medio ambiente nos lo agradecerá y nuestra ropa naturalmente olerá mejor.

Mezclamos media taza de bicarbonato de sodio con unas veinte gotas de nuestro aceite esencial favorito (recomendamos lavanda o cítricos) y echamos la mezcla resultante directamente al tambor, antes de lavar la ropa.

Lea también:

Dejamos la cesta abierta.

Al finalizar el lavado, recuerda dejar abierta la puerta de nuestra lavadora, y quizás dedicar un minuto a secar el interior con un paño de algodón limpio: de esta forma evitaremos la formación de moho maloliente.

Siga con nosotros | | | |

También recomendamos:

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.