Consejos útiles

Ensalada de pasta fresca al pesto

89views

Con la llegada del verano llega la hora de los platos refrescantes que no sólo nos sacien, sino que también fortalezcan nuestro cuerpo en los días calurosos. Las ensaladas de pasta son la forma perfecta de combinar ingredientes sabrosos, una preparación rápida y la posibilidad de un sinfín de experimentos. En el siguiente artículo, aprenderá por qué estas ensaladas son la comida perfecta del verano y cómo prepararlas para poder disfrutarlas en cualquier momento y lugar.

El verano exige comidas ligeras y refrescantes, y las ensaladas de pasta son una gran elección en esta época del año. Son rápidas de preparar, ofrecen infinitas posibilidades de variación y son perfectas como almuerzo para el trabajo o como tentempié en un viaje por carretera. Su principal ventaja es su flexibilidad: puedes elegir entre distintos tipos de pasta, como las populares farfalle, penne o fusilli, incluidas sus variantes integrales o de legumbres, ricas en fibra y que aportan saciedad duradera.

Las verduras son otro componente esencial de las ensaladas de pasta. Ya sean frescas o poco cocidas, aportarán frescura y vitaminas a la ensalada. Los tomates cherry, los pepinos, los pimientos, los aguacates y las aceitunas son muy populares, pero las verduras asadas, como las berenjenas y los calabacines, también impresionan por su sabor excepcional. Para una versión más contundente de la ensalada, añada jamón, huevos, carne o tofu y cúbrala con queso, desde parmesano hasta queso de cabra picante.

Las salsas y aliños son un elemento clave de cualquier ensalada de pasta. Elige versiones más ligeras, como pesto de albahaca, salsa de yogur o aceite de hierbas, para añadir un sabor fresco a tu ensalada. Aunque los aliños a base de mayonesa son populares, prescinda de ellos cuando planifique comidas para viajar o para el trabajo por el riesgo de indigestión con el calor.

Ensalada de pasta con brócoli, guisantes y pesto

Tiempo de preparación 30 minutos

Ingredientes:

  • 400 g de pasta de legumbres (también puede utilizar pasta clásica)
  • 1 brécol
  • 150 g de guisantes frescos
  • pesto de albahaca
  • queso parmesano

Preparación:

  1. Cuece la pasta siguiendo las instrucciones del paquete. No dejes que se ablanden demasiado, deben estar cocidas al dente, es decir, al morder. A continuación, vierte el agua y deja que se enfríen.
  2. Parte el brécol en ramilletes pequeños y cuécelos al vapor junto con los guisantes. Sólo se necesitan unos minutos para que las verduras se ablanden ligeramente. Una vez cocidas, enfríalas en agua fría para que mantengan su consistencia y su fresco color verde.
  3. Incorpora 2 cucharadas de pesto de albahaca a la pasta fría. Añada el brócoli y los guisantes y espolvoree con queso parmesano rallado.

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.