Consejos útiles

La vecina que tiene los geranios más bonitos del barrio nos revela su truco: Una gota de este líquido y quedarán literalmente cubiertos de flores.

89views

La flor de balcón más popular es sin duda el geranio. Lleva mucho tiempo desplegando sus hermosas flores y por eso lo compran y plantan en grandes cantidades todos los amantes de los rincones de flores con encanto. Sin embargo, no todos los geranios prosperan y se parecen a los de las fotos. Si quiere tener geranios realmente gruesos y ricos, sólo necesita una gota del ingrediente adecuado. Se pueden conseguir geranios sanos y con flores coloridas añadiendo yodo al abono. El yodo es especialmente conocido por sus efectos sobre el buen funcionamiento de la glándula tiroides y se utiliza cada vez más en medicina. Sin embargo, el yodo también reacciona con las plantas. Cuando se añade, las flores florecen. El yodo también se encuentra en pequeñas cantidades en los abonos utilizados en los geranios y algunas otras plantas de balcón. Tiene efectos fungicidas, es decir, contrarresta los factores estresantes que reducen la vitalidad de la planta y le quitan la energía que necesita para un crecimiento adecuado de hojas y flores. El yodo contribuye a una floración sostenida, por lo que sus geranios no deberían quedarse sólo con hojas durante mucho tiempo. En general, es muy bueno para la resistencia de la planta, por lo que los geranios pueden soportar más calor.

Prepara el abono

Si quieres asegurarte de que el abonado de tus geranios tiene el efecto adecuado, prepara tu propio abono. El abono casero de yodo es muy fácil de preparar. Mezcla 1 gota de yodo puro en 1 litro de agua (puede ser agua de lluvia). Utilízalo para abonar, pero no excedas la cantidad permitida. No riegue las flores directamente, sino viértalo más hacia las paredes interiores de la maceta. La dosis máxima para el riego diario es de 50 ml por planta. Si se excede, puede quemar las raíces del geranio. Lo ideal es regar con abono yodado una vez al mes.

A menudo ocurre con los geranios que los bordes de las hojas empiezan a ponerse amarillos. No te preocupes si la planta se va, riégala. Los bordes amarillentos significan falta de humedad y de agua en general. Así que riega tus geranios más a menudo y en los meses de verano, por la mañana, cuando aún no les dé el sol, rocía las hojas con un chorro de agua. Si las hojas enteras de la muscadina amarillean y se caen, es señal inequívoca de que has regado la planta en exceso.

Cuando las heladas hayan desaparecido definitivamente, mantén los geranios en el exterior. No importa si es febrero o abril. Las heladas son un factor importante a la hora de decidir si poner tus geranios en el exterior. Del mismo modo, no escondas los geranios hasta que lleguen las primeras heladas de otoño. Todo cultivador sabe que los geranios seguirán siendo poco atractivos después de pasar el invierno en el interior. No hay por qué preocuparse y cuidar los geranios después de todo. Un riego regular y la eliminación de las hojas secas les ayudarán a tener el aspecto adecuado. No olvides podar tus geranios para el invierno o antes de que llegue la primavera. No tengas miedo de recortar, los geranios lo necesitan para volver a estar bonitos en primavera. Recorta bien los tallos largos y no tengas miedo de dejarlos completamente cortos. Los geranios producirán nuevas frondas jóvenes y se volverán más densos.

A las plantas no les gusta el sol directo en verano, así que ten cuidado con dónde las pones. Si, a pesar de abonarlas y regarlas correctamente, se les caen las hojas, traslada los geranios a un lugar más soleado. Si, por el contrario, los geranios reciben demasiado sol, reaccionarán con manchas rojizas en las hojas.

El cultivo tradicional de los geranios es un proceso interesante y antiguo que varía según la región y las prácticas culturales. Las moscatel, con su variedad de colores y formas, son flores populares cultivadas en todo el mundo por su belleza y, a veces, por su fragancia. El cultivo de las moscatel implica varios métodos y prácticas tradicionales básicos, que incluyen:

  1. Elección del suelo adecuado: Tradicionalmente, los geranios se cultivan en suelos ricos y bien drenados, capaces de retener la humedad sin retener cantidades excesivas de agua. Las posibles enmiendas del suelo pueden incluir la adición de compost o tierra de hoja para mejorar su textura y contenido en nutrientes.
  2. Hábitat: Los muscari prefieren posiciones soleadas, pero en climas cálidos pueden apreciar la sombra parcial, especialmente durante las horas más calurosas del día. Las ubicaciones tradicionales para los geranios incluyen alféizares soleados, patios, balcones o parterres de jardín donde puedan recibir mucha luz.
  3. Riego: Los muscari necesitan un riego regular pero moderado. El cultivo tradicional implica regar temprano por la mañana o tarde por la noche para evitar la evaporación durante el calor del día y garantizar que el agua llegue a las raíces sin empapar innecesariamente las hojas y las flores.
  4. Abonado: Tradicionalmente, los geranios se abonan con abonos orgánicos como el compost o el estiércol, que proporcionan una liberación gradual de nutrientes. En los tiempos modernos, también son populares los abonos especialmente formulados para flores.
  5. Poda y mantenimiento: La poda regular es importante para promover una floración abundante y un crecimiento sano. La eliminación de las flores muertas y el recorte ocasional ayudan a las plantas a mantener su forma y favorecen la formación de nuevas flores.
  6. Propagación: Los muscari se propagan tradicionalmente por esquejes, una forma eficaz de conservar las características de la planta madre. Los esquejes se suelen tomar en primavera u otoño y se enraízan en tierra húmeda o agua.

Estas prácticas y técnicas tradicionales de cultivo del geranio reflejan los profundos conocimientos y la experiencia que se han transmitido de generación en generación. Aunque los métodos modernos pueden ofrecer nuevas soluciones y mejoras, los principios básicos del cultivo tradicional del geranio permanecen inalterados y son cruciales para el éxito del crecimiento y la floración de estas hermosas flores.

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.