Consejos útiles

¿Las polillas se comen tu ropa u otras cosas? Tenemos algunos trucos para acabar con ellas para siempre

89views

Las polillas de la ropa son unos intrusos sin invitación. Estos insectos causan estragos haciendo agujeros en tus jerséis, alfombras, tapicerías y ropa de cama favoritos. ¿Cómo deshacerse de los topos de una vez por todas? Eche un vistazo a los siguientes métodos eficaces para eliminar las polillas.

Polillas de la ropa: ¿qué son y qué aspecto tienen?

Las polillas son pequeños insectos clasificados como polillas. En Eslovaquia se encuentran las siguientes especies:

  • Polilla cochinilla ( Ephestia kuehniella ) es una conocida plaga de los almacenes de cereales y alimentos. También puede encontrarse en la cocina. Las larvas pueden desplazarse por superficies planas y verticales, su presencia se evidencia por la fragmentación característica de los productos alimenticios y la adherencia de restos de comida a los envases;
  • Polilla ovina ( Tinea pellionella ) – este insecto se alimenta de pieles, materiales de lana y plumas.

El insecto se alimenta principalmente de alimentos secos como arroz, grañones y harina, pero también puede encontrarse en cereales, dulces, semillas de plantas, hierbas, forraje, verduras y frutas secas y frutos secos. La presencia de larvas está indicada por filamentos pegajosos que se asemejan a diminutas telas de araña.

Larvas de polilla

¿Qué aspecto tienen? Las larvas son de color pálido y tienen forma de oruga, con una longitud corporal de unos 10 mm. Las larvas de polilla son las responsables de causar los mayores daños en su hogar, ya que son muy voraces. Cuando penetran en el armario, pueden destruir por completo la ropa guardada en su interior. Les gustan los materiales de algodón, pero también la piel, el cuero, la seda e incluso los tejidos artificiales.

Polillas adultas

La polilla adulta se presenta como una polilla oscura de cuerpo esbelto, largas antenas y alas con dibujos. Es inofensiva para la ropa, ya que no ha desarrollado un aparato bucal y no toma alimento de su entorno en absoluto. Sin embargo, esto no significa que se pueda ignorar a los topos. Estos insectos pueden desplazarse eficazmente de una casa a otra y reproducirse con gran rapidez. La invasión propiamente dicha dura sólo una o dos semanas.

Una polilla hembra pone entre 200 y 400 huevos a lo largo de su vida. La forma adulta del insecto vive unos 14 días y es activa principalmente por la noche. El periodo de incubación dura de unos días a varias semanas, dependiendo de las condiciones ambientales. Si las condiciones son favorables, las larvas de polilla emergen al cabo de unos 8-10 días. Las polillas experimentan el fenómeno de la diapausa (capacidad de inhibir el desarrollo ontogénico en condiciones desfavorables), por lo que la lucha contra ellas puede ser muy larga y agotadora.

¿De dónde vienen las polillas vestidas?

Las polillas pueden aparecer en su casa independientemente de que se limpie a fondo. Estos insectos se transportan en la ropa y en el interior de los muebles, y también entran volando a través de una ventana abierta, una rejilla de ventilación, una puerta de patio abierta o el hueco de una escalera. Sólo los agujeros en la ropa delatan su presencia. En cuanto a las polillas de los alimentos, suelen encontrarse en el granizo, la harina, la pasta y el arroz, y pueden llevarse a casa con la comida.

¿Cómo eliminar las polillas de la ropa? Formas eficaces

¿Qué usar sobre las polillas para deshacerse de ellas? La forma más eficaz de deshacerse de las polillas en su casa es limpiar y ventilar a fondo todas las habitaciones, e inspeccionar minuciosamente y deshacerse de las cosas en las que hayan anidado las polillas. La ropa dañada por las plagas debe desecharse adecuadamente y el resto del contenido del armario debe lavarse. Sólo después de una limpieza a fondo se puede utilizar un repelente de polillas para ahuyentar a los insectos o eliminarlos por completo.

Existen varios repelentes de polillas en el mercado, como colgantes repelentes de polillas y bolas antipolillas con olor a lavanda, que los insectos no toleran. Las moscas negras pueden ser atraídas y atrapadas en una trampa especial de feromonas. También se pueden exterminar pulverizando un producto venenoso en los armarios o lavando a fondo todo su contenido.

¿Cómo deshacerse de las polillas de la comida? Al igual que en el caso de las polillas de la ropa, es necesario inspeccionar todos los objetos en los que puedan haberse instalado estas plagas. Si se encuentran larvas en un producto determinado, como harina, arroz o sémola, deben introducirse en una bolsa de plástico hermética y desecharse. Tras limpiar a fondo la cocina, es aconsejable colgar trampas para polillas alimentarias en varios lugares; también se pueden utilizar productos especiales para combatir los insectos voladores.

En cuanto a los métodos de control de la polilla utilizados en las empresas industriales, los más comunes son la desinsectación mediante productos químicos o rayos infrarrojos y ultravioleta. Los productos contaminados con larvas de polilla se desechan y, en el caso de los productos alimentarios, se utilizan como pienso para aves. Son una buena fuente de proteínas para aves domésticas como pollos, codornices y pavos.

Polillas de los alimentos y polillas de la ropa – diferencias

¿Cuál es la diferencia entre una polilla de la ropa y una polilla de la comida? Las polillas de la ropa se alimentan de materiales como el algodón, la seda, la piel y la lana. Se comen la ropa, las alfombras, la tapicería de los muebles e incluso las cortinas. Las polillas de los alimentos, por su parte, causan estragos en la cocina: se alimentan de arroz, grañones, harina, té, pasta, frutos secos, nueces, alimentos para animales, azúcar, avena y salvado.

Las polillas de la comida son más grandes que las de la ropa y también se distinguen por el color de las alas de los adultos. Las polillas de la ropa son grisáceas, mientras que las de los alimentos son marrones. Las infestaciones de polillas alimentarias se manifiestan por la presencia de telarañas pegajosas y larvas en el interior de los envases de alimentos. Por su parte, los insectos que se alimentan en el armario sólo pueden detectarse al ver agujeros redondos en algunas prendas. Son restos de túneles perforados por las larvas.

Además de las polillas, merece la pena prestar atención a otros platelmintos de la casa. Los tipos de insectos que se alimentan con más frecuencia en la cocina, el dormitorio o el cuarto de baño son:

  • Hormigas;
  • platelmintos;
  • Pececillo de plata.

A diferencia de las polillas de la comida y de la ropa, son insectos no voladores. Además, algunos de ellos pueden suponer un peligro para la salud porque aumentan el riesgo de alergias y son portadores de muchas enfermedades como la disentería, la poliomielitis, la fiebre tifoidea y la hepatitis vírica B.

¿Cómo preparar tú mismo el repelente de polillas?

¿Qué utilizar contra las polillas cuando no se dispone de un producto profesional o de trampas? Un antiguo remedio contra las polillas, utilizado por las abuelas, es una infusión de vinagre y aceite de lavanda. Hay que hervir la mezcla, verterla en un cuenco y colocarla en un armario. También se puede llenar con ella un pulverizador de flores y rociarlo dentro del armario, en las habitaciones y en el dormitorio. La mezcla disuadirá eficazmente a los adultos y también ayudará a deshacerse de las larvas.

¿Qué más se puede hacer? ¿Cómo deshacerse de los topos? Una forma eficaz de acabar con estas plagas son las trampas hechas a mano. Para ello, basta con utilizar vino seco o vinagre de sidra de manzana y un cuenco. El cuenco debe colocarse en el lugar donde se hayan observado las polillas. Los insectos que se sientan atraídos por él se ahogarán en el líquido aromático. También conviene echar mano de lavanda seca o especias como el laurel o la pimienta de Jamaica. Esparcidas en los lugares donde se alimentan las polillas, deberían disuadir eficazmente a los huéspedes no invitados.

Otros remedios caseros para deshacerse de las chinches de la ropa de cama y la ropa de vestir incluyen ventilar bien la habitación. A las polillas de la ropa no les gustan las corrientes de aire ni las temperaturas frías, por lo que se trasladarán a otro lugar más acogedor. Las polillas también pueden eliminarse calentando ciertos lugares del armario con un secador de pelo: la alta temperatura matará todas las formas de insectos, incluidos los huevos y las larvas.

ORIENTACIÓN: Las polillas infestarán primero la ropa que esté sudada o manchada de savia. Por este motivo, para evitar su invasión, sólo debe guardarse en el armario ropa limpia y fresca. Si todas las prendas se lavan con regularidad, se crearán condiciones desfavorables para que los insectos se desarrollen y se reproduzcan, por lo que se trasladarán a otro lugar.

A las polillas de la ropa también les repele el olor de los cítricos. Para deshacerte de las plagas, puedes utilizar cáscara de limón seca o rodajas de naranja con clavo. Basta con colgar los frutos secos en lugares estratégicos de la casa después de ensartarlos. Otra forma eficaz es meter tabaco en una bolsa de tela y colocarla en un armario o esparcir rollos y colillas en cajones y estanterías.

Las polillas son plagas muy molestas y combatirlas puede resultar muy difícil. Es necesario limpiar a fondo con regularidad para evitar que se queden en tu casa para siempre. Las mosquiteras en las ventanas y una revisión periódica del armario también protegerán contra la invasión. Cada vez que termine la temporada de invierno, merece la pena examinar a fondo chaquetas, abrigos, jerséis, mantas, colchas y ropa de cama, airearlos y volver a guardarlos en el armario, preferiblemente en mantas.

Colgar bolsitas de lavanda y bolsas de algodón con cáscaras de naranja o hierbas aromáticas en los armarios que los insectos no toleran es una forma de prevención. También puedes frotar o rociar las estanterías con aceites naturales -de lavanda, cítricos, tomillo o clavo-, o colocar en ellas periódicos frescos, todavía con olor a tinta. Este olor disuade a las polillas de anidar en las viviendas humanas.

En cuanto a las polillas de los alimentos, es necesario comprobar regularmente su estado y poner los productos a granel en recipientes de cristal inmediatamente después de comprarlos. Una forma interesante de proteger los alimentos contra las polillas es meterlos en el congelador durante unos días. A bajas temperaturas, los huevos y las larvas no pueden desarrollarse y las polillas no tendrán oportunidad de propagarse eficazmente.

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.