Consejos útiles

Le sorprenderá lo fácil que es deshacerse de los molestos insectos del hogar. No sólo desaparecerán, sino que no volverán a aparecer nunca más.

89views

Algunos de ustedes probablemente saben esto, usted trata de mantener su apartamento o casa lo más limpia posible. Laváis todo con cuidado, quitáis el polvo, barréis, fregáis el suelo, pasáis la aspiradora, guardáis la comida en frascos cerrados, etc., pero todos vuestros esfuerzos se ven destruidos por los insectos que aparecen de vez en cuando de la nada y nos hacen la vida imposible. Ya se trate de moscas, hormigas, cucarachas, hormigas o mosquitos, siempre son huéspedes indeseables.

Los insectos se encuentran con más frecuencia en la cocina, pero pueden ser igual de frecuentes en otras habitaciones aparentemente perfectamente ordenadas.

Una lucha cuesta arriba

Si vives en una casa unifamiliar, lo más probable es que los insectos lleguen a tu hogar desde el exterior. En los pisos prefabricados, las contrahuellas, conductos y arquetas facilitan la entrada de insectos. Pero los insectos no sólo son molestos y repulsivos, también son peligrosos. Pueden infestar tu casa con todo tipo de bacterias nocivas, que pueden introducir en ella. Y esa es una gran razón para intentar deshacerse de los insectos de forma rápida y eficaz.

Por desgracia, una vez que un insecto se instala en algún lugar, suele ser bastante difícil deshacerse de él. Hay muchos productos disponibles en las tiendas, pero su efecto suele ser efímero y la mayoría contienen muchos productos químicos, algunos incluso venenosos, por lo que no conviene utilizarlos a menudo en casa. Sobre todo si tiene niños pequeños, animales domésticos o, en general, en la cocina, donde los productos podrían contaminar los alimentos.

Por supuesto, también hay muchos trucos de viejas para deshacerse de los insectos, como usar guindillas, enebro machacado, bicarbonato o lavanda. Pero nosotros te diremos cómo preparar de forma fácil y sencilla un preparado suave y natural, pero muy eficaz, que te librará de una vez por todas de los huéspedes no deseados.

Haz tu propio preparado

Todo lo que necesitas para hacerlo son 500 ml de vinagre de sidra de manzana, 500 ml de aceite vegetal y 500 ml de champú, cosas que, en la mayoría de los casos, siempre tienes en casa a mano, por lo que puedes preparar una nueva tanda del producto en pocos minutos siempre que lo necesites.

La preparación es muy sencilla. Mezcla los tres ingredientes, vinagre, aceite y champú, y remuévelos bien en un recipiente grande. A continuación, vierta la mezcla resultante en una botella con pulverizador y vuelva a remover bien en la botella. A continuación, rocíe la mezcla en las zonas donde es más probable que aparezcan insectos, como alrededor de las encimeras de la cocina, las puertas, los armarios de la comida, las macetas, etc. Si te preocupa que la mezcla pueda dañar el material del que está hecha tu superficie de trabajo, prueba primero con cuidado una pequeña cantidad de la mezcla sobre esta superficie.

Prevención

Pero, por supuesto, la prevención también es importante en la lucha contra los insectos. Por lo general, a los insectos no les gustan las zonas ventiladas, así que ventila con regularidad y comprueba también de vez en cuando las reservas de alimentos en armarios y despensas.

Si quieres acabar con los insectos de tu casa, puedes probar varias estrategias. Depende del tipo de insecto con el que tengas problemas, pero aquí tienes algunos consejos generales:

  1. Mantén la limpieza: Los insectos suelen sentirse atraídos por los restos de comida y la basura. Pasar el aspirador, fregar el suelo y retirar la basura con regularidad puede ayudar a reducir su presencia.
  2. Elimine el agua estancada: El agua estancada atrae a los mosquitos y otros insectos. Asegúrate de que no haya zonas con agua acumulada en tu casa o jardín.
  3. Cierra las entradas: Inspecciona y sella todas las grietas y aberturas alrededor de ventanas, puertas, rejillas de ventilación y otros puntos de entrada para evitar que entren insectos.
  4. Utiliza mosquiteras: Instalar mosquiteras en ventanas y puertas puede ser una forma eficaz de evitar la entrada de insectos y, al mismo tiempo, permitirte ventilar.
  5. Utiliza repelentes naturales: Algunos aceites esenciales, como los de citronela, eucalipto y lavanda, pueden actuar como repelentes de insectos. Puedes utilizarlos en forma de difusores o aerosoles.
  6. Preparados químicos: Puede ser necesario utilizar insecticidas en caso de infestación grave. Selecciona productos diseñados específicamente para el tipo de insecto que te da problemas y sigue las instrucciones del envase.
  7. Trampas pegajosas y trampas eléctricas: Pueden ser eficaces para capturar insectos voladores como moscas y mosquitos.
  8. Utiliza el control biológico: En algunos casos, pueden ser útiles los insectos depredadores u otros animales que reducen de forma natural las poblaciones de insectos dañinos.
  9. Soluciones específicas para insectos concretos: Por ejemplo, si tienes un problema de hormigas, céntrate en eliminar sus rastros de feromonas y utiliza cebos para hormigas.
  10. Exterminio profesional: Si tus problemas con los insectos son graves o no puedes resolverlos por ti mismo, puede ser necesario que te pongas en contacto con un servicio de exterminio profesional.

Cada caso es único, por lo que es posible que tengas que probar varios métodos diferentes hasta encontrar el que mejor se adapte a tu situación.

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.