Consejos útiles

No se debe almacenar ajo en este lugar. Sin embargo, muchos eslovacos

89views

Casi nadie puede prescindir del ajo en la cocina. Es una materia prima que puede almacenarse durante el invierno y disfrutar de su sabor y sus beneficios para la salud incluso durante los largos meses de frío. Sin embargo, el almacenamiento debe realizarse siguiendo unas normas claramente definidas.

Es importante elegir piezas de buena calidad

Cuando elijas ajos para almacenar durante el invierno, asegúrate de elegir sólo piezas de muy buena calidad. Los palos deben estar duros, sin arrugas en ninguna parte. En cuanto veas que el ajo está brotando en alguna parte, utilízalo cuanto antes y, desde luego, no lo guardes. Si el ajo está enmohecido en alguna parte, no lo dejes en el mismo sitio que los demás trozos, ya que el moho se extenderá a ellos.

El ajo no debe guardarse en la nevera

El frigorífico no es el lugar adecuado para guardar ajos. Estará mucho mejor en un sótano o, posiblemente, en una despensa abierta. El ajo debe respirar, es decir, no lo encierres en recipientes de cristal o metal. Por otro lado, puedes meterlo en una bolsa de papel, dejarlo sobre papel de periódico en una caja abierta o, como se hacía antiguamente, guardarlo en sacos.

El lugar donde almacenes el ajo tiene que ser seco y estar en su mayor parte oscuro.

Conservación del ajo en ramas enteras

En cuanto sacas unos dientes del palo, su vida útil empieza a acortarse. Así que debes utilizarlo lo antes posible.

A algunas personas les gusta pelar todos los clavos a la vez y utilizarlos de uno en uno. Por supuesto, esto es posible, pero debes utilizarlos en un plazo de entre una semana y dos semanas. Ten en cuenta que si no quieres que el ajo pelado pierda su potencia, debes guardarlo en un recipiente o bolsa herméticos, o encurtirlo en aceite.

Pero, en general, es mejor pelar el ajo cuando vayas a utilizarlo.

Útil no sólo en gastronomía

El ajo tiene una amplia gama de usos en la gastronomía, pero también tiene beneficios para la salud del cuerpo humano. Tiene fuertes propiedades antibacterianas y sin duda le ayudará con los resfriados, por ejemplo.

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.