Consejos útiles

¿Quieres deshacerte del aliento desagradable o refrescarlo? Tenemos algunos trucos caseros

83views

Aunque la halitosis matutina es el resultado de procesos fisiológicos naturales y pasa rápidamente, su persistencia durante el día puede ser un problema grave. Los trucos contra el mal aliento ayudan a disimularlo para evitar situaciones desagradables en el trabajo o durante las reuniones sociales. Su función es también contrarrestar los factores que conducen directamente al desarrollo de olores desagradables.

Remedios caseros para el mal aliento

Perejil

Los compuestos volátiles de azufre son producidos por bacterias anaerobias que viven en la cavidad bucal. Su presencia es en gran parte responsable del desarrollo de olores desagradables. El sarro y los restos de comida mal limpiados después de comer favorecen el crecimiento de las bacterias.

El perejil tiene un alto contenido en clorofila, que se combina con compuestos volátiles de azufre para neutralizar los olores desagradables. Las hojas de albahaca, menta o cilantro pueden conseguir un efecto similar.

Probióticos

En la prevención de la halitosis, es muy importante mantener un equilibrio adecuado de la microflora bucal. Los restos de comida pueden provocar la proliferación de bacterias responsables de las caries y otras enfermedades orales y dentales.

Consumir yogur sin azúcar ayuda a aumentar la cantidad de bacterias buenas que tienen un efecto positivo en nuestra salud. Para combatir el mal aliento, lo mejor es elegir yogures probióticos que contengan la mayor cantidad de bacterias.

Canela y jengibre para el mal aliento

La canela es una especia muy característica que tiene muchos fans, sobre todo entre las personas que cuidan su figura. Estimula el metabolismo y acelera la quema de grasas. Tiene un efecto beneficioso sobre el sistema digestivo y previene los problemas digestivos.

El olor característico de la canela se debe al cinamaldehído presente en la corteza, que también le confiere propiedades anticancerígenas. Un enjuague bucal casero a base de canela ayuda a reducir el número de bacterias responsables del mal olor.

El jengibre contiene aceites esenciales con propiedades desinfectantes. Tiene propiedades antibacterianas, antivirales, antiespasmódicas y antiinflamatorias. Se utiliza como remedio natural para los resfriados o las flatulencias. Puede simplemente masticar o consumir jengibre para la halitosis en forma de infusión o añadirlo al té.

Limón

Masticar una rodaja de limón o enjuagarse la boca con zumo de limón es otra forma de refrescar el aliento. Los cítricos estimulan la producción de saliva, que limpia la cavidad bucal de restos de comida. También previene la proliferación de bacterias nocivas gracias a su riqueza en vitamina C.

Pastillas contra el mal aliento

Las pastillas son ricas en ingredientes que impiden el desarrollo de inflamaciones y la multiplicación de bacterias en la cavidad bucal. Uno de ellos es el zinc, que neutraliza los compuestos volátiles de azufre responsables del mal aliento. Un ejemplo de este tipo de producto son las pastillas Halitomin con extracto de tomillo, zinc y mentol.

En lugar de comprimidos, también puedes masticar productos naturales como clavo, hinojo o cardamomo. Entre comidas, también merece la pena recurrir a los chicles habituales (preferiblemente sin menta ni azúcar), que estimulan la secreción de saliva, ayudan a limpiar la boca de restos de comida y dan sensación de frescor.

Té verde

Las infusiones ayudan a combatir la halitosis. Una de ellas es el té verde, rico en polifenoles, lo que le confiere propiedades antioxidantes y antibacterianas. Limita la multiplicación de las bacterias anaerobias y previene las enfermedades de las encías. Beber té verde también ayuda a prevenir muchas otras enfermedades, como las cardiovasculares y el cáncer.

El té verde favorece la pérdida de peso, purifica el organismo y es beneficioso para la piel, ya que previene el envejecimiento prematuro. También merece la pena tomar té de tomillo, salvia, ortiga y jengibre para combatir el mal aliento.

Gárgaras con agua salada

A las bacterias les gusta acumularse en la superficie de la garganta y las amígdalas. Una solución de sal y agua ayudará a limpiarlas. Las gárgaras con agua salada también son un remedio casero muy conocido para el dolor de garganta. Alivia el dolor y reduce la inflamación de la mucosa. Si quieres humedecer la garganta, elige sal de Epsom.

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.