Consejos útiles

Todos los trucos para limpiar tu ropa deportiva sin estropearla

81views

Prestando atención a estos pequeños detalles cuando la lavamos podremos cuidar nuestra ropa deportiva y hacer que dure en el tiempo

Cuando regresas del gimnasio o de entrenar en el parque, es habitual recoger chándales, calcetines y toallas en el cesto de la ropa sucia, esperando el siguiente lavado en la lavadora; nada podría estar más mal.

EL ropa de deporte están hechos de tejidos diferentes a los que se utilizan para la ropa normal: se trata de tejidos hechos (en parte, si no en su totalidad) de fibras elásticas sintéticas, aquellas que permiten que las prendas resistan las tensiones provocadas por los músculos en movimiento.

Por este motivo requieren especial atención y cuidado. ¿Pero cuáles son estos tratamientos? Veamos qué hacer y qué no hacer con nuestra ropa deportiva..

Deja que se ventile

Dejar la prenda al aire durante unas horas permite que el sudor se seque y elimina (al menos parcialmente) los malos olores. Esto permitirá un lavado más eficaz.

Sin embargo, tenga cuidado de no exponerlo a la luz solar directa, ya que podría provocar manchas o decolorar los tejidos.

leer la etiqueta

La etiqueta contiene toda la información para un lavado seguro y que no dañe nuestra ropa deportiva. Podemos saber, por ejemplo, si una prenda se puede lavar en la lavadora o si, por el contrario, es preferible lavarla únicamente a mano.

Mira las temperaturas

Si optamos por lavar nuestro chándal en la lavadora, recordemos seleccionar el programa para prendas delicadas y mantener la temperatura baja (no superior a 30°C): esto garantizará una larga vida útil a nuestra ropa deportiva.

Lava tu ropa del revés

@123rf.com

Para evitar que los estampados y colores de nuestras prendas se estropeen, recuerda introducirlas del revés en el tambor de la lavadora. ¡Basta con un poco de atención para no destruir nuestra impresión favorita!

Recuerda cerrar las cremalleras (pero no los botones)

Presentes especialmente en las sudaderas deportivas, las cremalleras siempre deben estar cerradas antes de lavarlas en la lavadora, para evitar que los “dientes” queden atrapados en otros tejidos y acaben dañándolos.

Por el mismo motivo sugerimos cerrar también los desgarros del velcro: el velcro puede engancharse en los hilos de trama de las telas, tirando de ellos y provocando antiestéticas “estrías”, mientras que los ganchos pueden enganchar un trozo de tela y formar un verdadero agujero.

En cambio, nunca se deben cerrar los botones antes del lavado, ni los clásicos ni los de presión. El movimiento de la ropa durante el lavado acabaría estirando excesivamente la tela abotonada, con el riesgo de que los botones se “desprendieran”.

No al suavizante

No se recomienda el suavizante para lavar ropa deportiva, por dos motivos. Por un lado, podría comprometer la elasticidad de las fibras del tejido, propiedad fundamental para practicar deporte con total comodidad.

Por otro lado, el uso de suavizante no garantiza un perfecto aclarado de los tejidos, creando una barrera muy fina que, en usos posteriores de la prenda, impedirá la fácil eliminación del sudor y los malos olores.

Siga con nosotros | | | |

También recomendamos:

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.