Consejos útiles

Un jardinero experimentado advierte. Un solo error y perderás toda tu cosecha.

47views

Los tomates son originarios del oeste de Sudamérica. Hoy son una de las hortalizas más populares en Eslovaquia. Por eso no es de extrañar que mucha gente quiera cultivarlos en su huerto. Averigua qué error podría costarte toda la cosecha.

¿Sabías que los primeros tomates eran de color dorado? En el pasado, esta hortaliza sólo era conocida por los habitantes de los actuales México, Ecuador, Perú y Bolivia. Si quieres cultivar tomates en tu huerto, es esencial evitar 1 error. Si cometes uno, ¡podrías perder toda la cosecha!

¿Qué no les gusta a los tomates?

Si quieres cultivar tomates en tu huerto, debes saber que estas plantas son bastante quisquillosas en su vecindad con otras hortalizas. Esto se debe principalmente a la competencia por los nutrientes y las sales minerales que las plantas toman del suelo. Por supuesto, también se trata del acceso a la luz solar y al espacio en el suelo para las raíces.

¿Qué plantas no debes plantar cerca de los tomates? Cometerás un grave error si plantas patatas o maíz en los arriates próximos a los tomates. Es probable que estas hortalizas (si están muy cerca) priven a los tomates de los nutrientes necesarios. Pero eso no es todo. Las patatas también pueden provocar lo que se conoce como tizón de la patata en tus tomates. Podrías perder toda la cosecha.

Las coles y los rábanos también ayudarán sin duda a tu cosecha de tomates. Recuerda que estas hortalizas plantadas muy cerca pueden incluso retrasar la maduración de la cosecha. Muchos expertos en jardinería también desaconsejan plantar plantas como nueces, pepinos, hinojo, berenjena y melazo junto a los tomates.

¿Qué se puede hacer para que los tomates den más frutos?

Si quieres evitar errores al cultivar tomates, es fundamental que no olvides abonarlos correctamente. Para ello, lo ideal son los abonos orgánicos profesionales con un alto contenido en nitrógeno. Es este elemento el que tiene un efecto especialmente beneficioso en el crecimiento de las plantas. En cuanto a los abonos naturales para tomates, el estiércol de ortiga es una buena solución. Plantar albahaca cerca de los tomates también puede ser beneficioso. Cabe señalar que estas hierbas no sólo ayudarán al cultivo, sino que también potenciarán su sabor.

Pero eso no es todo. También merece la pena plantar cebollas, ajos y espárragos cerca de los tomates. Todo jardinero sabe que estas hortalizas repelen las plagas con gran eficacia. Además, tienen un efecto beneficioso que puede proteger a tus tomates de diversas enfermedades. Sin embargo, si quieres proteger tu cosecha de pulgones y babosas, asegúrate de plantar flores de terciopelo cerca de tus tomates.

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.