Platos principales

Miel de rododendro: ¿alimento divino o “miel loca”?

65views

La miel de rododendro es un alimento rico en beneficios pero también potencialmente perjudicial, hasta el punto de que la EFSA se planteó retirarla del mercado hace unos años. Actualmente está sujeto a restricciones y los productores deben asegurarse de que no sea excesivamente rico en grayanotoxinas, sustancias con efectos psicoactivos.

Probablemente no lo sepas, pero existe un tipo que puede inducir efectos psicoactivos. Se trata del miel de rododendroa menudo denominado “miel loca” y del que ya hemos hablado, no sólo en cuanto a propiedades sino también por posibles riesgos para la salud.

De hecho, si por un lado puede considerarse un superalimento, por otro presenta algunas cuestiones críticas. No por casualidad la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) en 2019 decidió examinar la cuestión, planteándose incluso si bloquear su venta.

Lea también:

Los beneficios de la miel de rododendro.

Primero resumamos los beneficios de la miel de rododendro, un producto natural, rico en antioxidantes y una serie de vitaminas y minerales esenciales. Como otros tipos de miel, tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Es conocido por su capacidad para estimular el sistema inmunológico y actuar como edulcorante natural.

Sin embargo, la peculiaridad de este producto radica en la presencia de Grayanotoxinassustancias que se encuentran en las plantas de rododendro y que los polinizadores transfieren a la miel.

Por qué se llama “Miel Loca”

La miel de rododendro se conoce como ‘miel loca’ precisamente por las grayanotoxinas. Estas sustancias, de hecho, puede causar efectos psicoactivos, incluyendo mareos, pulso lento y persistente y una percepción alterada de la realidad. En dosis elevadas, las grayanotoxinas pueden provocar efectos adversos más graves, como parálisis y alteraciones del ritmo cardíaco.

Existen algunos estudios científicos que examinan los efectos de las grayanotoxinas presentes en la miel de rododendro. Una investigación publicada en 2012 en “” concluyó que dosis suficientemente altas de grayanotoxinas pueden causar síntomas neurológicos, cardiovasculares y gastrointestinales.

Otro estudio, publicado en 2007 en la revista “”, examinó casos de intoxicación por grayanotoxina en Turquía, donde se consume regularmente miel de rododendro. Los autores informaron que los síntomas incluyen mareos, debilidad, sudoración excesiva, náuseas y vómitos y, en algunos casos, alteraciones del ritmo cardíaco.

Sin embargo, cabe señalar que Los efectos de las grayanotoxinas pueden variar mucho. dependiendo de la dosis y la sensibilidad individual. Además, la presencia de grayanotoxinas puede variar según las condiciones específicas de cultivo y recolección de la miel de rododendro.

El debate sobre la AESA

El debate de la EFSA gira precisamente en torno a la presencia de estas sustancias. La autoridad europea examinó la miel de rododendro en el contexto de la seguridad alimentaria y, considerando las posibles consecuencias para la salud, propuso prohibir su venta, lo que provocó un animado debate entre consumidores, productores y reguladores.

De hecho, hasta la fecha aún no se ha prohibido la venta de este tipo de miel, pero todavía está sujeto a restricciones. De hecho, las autoridades alimentarias exigen a los productores de miel de rododendro que suministren etiquetas claras y detalladas.

Para poder venderlo, Los productores también deben demostrar que su miel contiene niveles seguros de grayanotoxinas.controlado mediante estrictos procedimientos y pruebas.

Además, la comunidad científica está realizando más investigaciones para comprender mejor las propiedades de las grayanotoxinas y sus posibles efectos sobre la salud humana. Veremos si hay más novedades en materia de regulación.

Mientras tanto, si decide probar la miel de rododendro, preste atención a las instrucciones de la etiqueta y consulte a un médico si tiene alguna inquietud.

Siga con nosotros | | | |

Lea también:

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.