Platos principales

Pan carasau: historia, preparación y recetas.

67views

El pan carasau es un pan crujiente y plano típico de la región de Cerdeña, también se le llama pan de música y es considerado uno de los símbolos culinarios de la isla, este pan representa un fuerte vínculo con las raíces y la historia del pueblo sardo.

Producto típico convertido en símbolo de Cerdeña, el pan carasau se consume actualmente en toda la Península porque representa un excelente ingrediente tanto desde el punto de vista nutricional como por su versatilidad y facilidad de uso en la cocina.

Los orígenes y la historia del pan carasau.

El pan carasau Debe su nombre a la “carasatura”, o segunda cocción a la que se somete. Durante la primera cocción los discos de pan se hinchan, mientras que la segunda se produce tras cortar cada disco de pan por la mitad.

Su historia se remonta a antes del año 1000 a.C. Las mujeres lo preparaban para sus hombres que trabajaban como pastores en el campo. El pan se elaboraba de tal forma que no perdiera sabor y textura y pudiera conservarse durante un largo periodo de tiempo.

El sabor ligero y sutil de este pan permite utilizarlo para multitud de recetas. Uno de ellos es el plato típico sardo ‘Pane Frattau’, elaborado con pan, salsa de tomate, caldo, queso pecorino rallado y huevo.

El pane carasau tiene un profundo significado cultural y tradicional, se considera uno de los símbolos culinarios de Cerdeña y ha sido el alimento básico en la dieta de los pastores sardos desde la antigüedad. Gracias a su larga vida útil y a su aporte nutricional, el pan carasau representaba un recurso precioso para las poblaciones rurales y nómadas que necesitaban provisiones no perecederas durante largos períodos de tiempo mientras viajaban.

Durante las fiestas religiosas u ocasiones especiales, el pane carasau suele ofrecerse como señal de bendición y buena suerte. En algunos contextos, también se utiliza como elemento simbólico con fines rituales o para acompañar cantos y danzas tradicionales.

¿Qué beneficios aporta el consumo de pane carasau?

El pan carasau representa una rica fuente de hidratos de carbono y es un alimento con ausencia total de colesterol, se caracteriza por ser un pan muy digerible y fácilmente asimilable. Este aspecto lo hace especialmente adecuado para su inclusión en la dieta de quienes necesitan prestar atención a su bienestar cardiovascular.

Valores nutricionales y calorías del pan carasau.

El pane carasau es un alimento equilibrado desde el punto de vista nutricional ya que está compuesto únicamente por agua, sal y harina. En particular :

Valor nutricional Por 100 gramos Por porción (30 gramos)
calorías 380 kilocalorías 114 kilocalorías
Proteínas 11 gramos 3,3 gramos
carbohidratos 80 gramos 24 gramos
de los cuales azucares 3,2 gramos 0,96g
Grasas 1,5 gramos 0,45 gramos
de los cuales saturados 0,4 gramos 0,12g
Fibras 3 gramos 0,9g
Sodio 0,01 gramos 0,003 gramos

¿Cuántas calorías tiene el pan carasau?

El pane carasau, gracias a su bajo contenido en agua, proporciona un considerable aporte energético, procedente principalmente de los hidratos de carbono. Por lo que es importante considerar el consumo moderado de este alimento en caso de sobrepeso o ciertas condiciones metabólicas, como diabetes e hipertrigliceridemia.

El contenido calórico puede variar ligeramente según el tamaño y el grosor de los discos individuales. Sin embargo, en general se estima que 100 gramos de pan carasau contienen aproximadamente entre 377 y 386 calorías.

¿Cuál es la diferencia entre pane guttiau y pane carasau?

El pane guttiau y el pane carasau son dos tipos de pan tradicional sardo muy similares, la masa es la misma pero el pane guttiau suele condimentarse con aceite de oliva, sal y especias como el romero.

Cómo preparar pan carasau

La preparación del pan carasau requiere tiempo, paciencia y una buena dosis de maña, veamos juntos cómo prepararlo.

Ingredientes

Para preparar pan carasau, necesitas conseguir un poco sémola de trigo duro, agua y sal.

Preparación

Empieza mezclando 500 g de sémola de trigo duro con una cucharadita de sal en un bol grande. Agrega poco a poco 350 ml de agua y comienza a amasar los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.

Continúe amasando durante al menos 10-15 minutos, hasta que la masa quede suave y elástica. Luego cubre la masa con un paño y déjala reposar al menos 30-60 minutos, para que la sémola se hidrate adecuadamente.

Después de reposar, forma bolitas con la masa y extiéndelas con un rodillo sobre una superficie con un poco de harina. Intentar obtener una lámina fina y transparente de 1mm de espesor. Una vez que tengas la masa, colócala en una bandeja para horno y hornea a 250°C durante unos 2-3 minutos, o hasta que adquiera un color dorado y empiece a formar burbujas en la superficie. Luego retira la sartén del horno y separa con cuidado el pan carasau en dos capas finas.

Repetir el proceso de cocción y separación con todas las láminas de masa restantes. Hornee las hojas separadas durante 1-2 minutos más, hasta que estén crujientes y ligeramente doradas. Una vez cocidos, déjalos enfriar por completo y deja que queden crujientes.

El pan carasau se puede disfrutar tal cual o utilizarse en múltiples preparaciones. Se puede servir como aperitivo, acompañado de quesos, o como base de platos como la pizza o la focaccia, pero también lasaña.

Cómo comer pan carasau

El pan carasau es un alimento muy versátil, siendo en realidad una masa crujiente y de sabor muy neutro, también puedes disfrutarlo solo, puedes partirlo en trozos y ponerlo en una ensalada, o comerlo en lugar del pan durante la comida. . Pero se presta perfectamente para acompañar quesos, tanto duros como blandos, como la ricotta y el stracchino.

Si quieres usarlo como base para pizza y focaccia, simplemente agrega los ingredientes que prefieras, como tomate, mozzarella, aceitunas, alcaparras y otros ingredientes.

También hay quienes acompañan el pane carasau con ingredientes dulces como miel, mermelada o crema de chocolate para untar. La combinación de crujiente y dulzura crea una interesante experiencia de degustación.

El pan carasau también se puede utilizar como sustituto de las tortillas en platos como tacos, fajitas o burritos. Si lo mojas (un poco como friselle) puedes rellenarlos con todos los ingredientes que quieras, como verduras y salsas para crear una comida sabrosa y original.

Si se almacena bien, en recipientes herméticos, el pane carasau puede durar varios días en la despensa.

Cómo ablandar el pan carasau

Si en lugar de comer el crujiente pan carasau, quieres ablandarlo para usarlo como tortillas, o para rellenarlo, tienes que pasarlo bajo el agua durante 1 minuto, cuanto más tiempo lo dejes bajo el agua más suave quedará.

Recetas con pan carasau

Como comentábamos en el párrafo anterior, el pan carasau se presta a multitud de recetas y preparaciones culinarias, incluso muy rápidas de preparar.

pan frattau

El pane frattau es una receta clásica de la tradición sarda, esta preparación es típica de la región de Barbagia y ha sufrido varias modificaciones y variaciones a lo largo de los años. Originariamente, los pastores que pasaban el día con pan, agua y pecorino se encontraban por la noche con pequeños trozos de pan (de ahí el término “fratau” que significa “rallado”) que se remojaban en agua y consumían junto con los restos un poco de queso. . Con el paso del tiempo la receta se fue perfeccionando y hoy cada zona tiene su propia versión.

Habitualmente, el pane frattau implica el uso de trozos de pan carasau ablandados en caldo y dispuestos en capas sobre un plato, como si se tratara de un milhojas. Sobre cada capa se añade salsa de tomate, queso pecorino rallado y, encima, un huevo escalfado o un huevo frito (siguiendo la preparación tradicional).

Lasaña fría con pan carasau

Una sabrosa propuesta veraniega para paladares veganos está representada por , una receta fresca y rápida que se adapta perfectamente a la temporada estival. Este primer plato, elaborado con pan carasau y verduras de temporada, es una auténtica especialidad que no requiere cocción.

Puedes utilizar calabacines, albahaca y tomates, y componer las capas de tu lasaña, que puedes condimentar con un delicioso pesto de calabacín casero.

Con esta sabrosa y rápida receta podrás deleitarte a ti y a tus invitados con una variante veraniega de lasaña, perfecta para afrontar el caluroso período estival sin renunciar al placer de una comida rica y saludable.

Pizza de pan carasau

Si no tienes tiempo y sobre todo ganas de empezar a amasar la pizza, puedes hacer una fácilmente utilizando láminas de pan carasau. Sólo tendrás que coger una lámina de masa y aliñarla con tus ingredientes favoritos, lógicamente recomendamos escurrir la mozzarella antes de utilizarla. Agrega unos tomates, sal y orégano y enciende el horno a 160 grados. Coloca la masa en el horno durante 5 minutos, luego añade la mozzarella y deja que se derrita unos minutos.

Sirve la pizza bien caliente y disfruta de esta deliciosa preparación.. El pan Carasau ofrece una base crujiente y sabrosa, que puedes enriquecer con todos los ingredientes que quieras, desde verduras hasta todo tipo de queso. Un plato ideal para una cena de verano rápida y sabrosa.

Ensalada con pan carasau

El pan carasau es un ingrediente excepcional para utilizar en la preparación de ensaladas mixtas, puedes partirlo en trozos y dejarlo crujiente o remojarlo para obtener una consistencia más suave. Alternativamente, puedes remojar el pan carasau para hacerlo más suave y crear una base crujiente y húmeda al mismo tiempo.

Para una ensalada fresca y ligera, puedes enriquecer tu ensalada con pan carasau con tomates cherry, pepinos, aceitunas y ensalada mixta. Completa todo con una vinagreta ligera elaborada con aceite de oliva virgen extra, vinagre balsámico y hierbas aromáticas frescas como albahaca o perejil, y para los amantes de este género también con cebolla fresca.

Si prefieres una ensalada más sustanciosa puedes optar por añadir queso feta, aceitunas negras y nabo rojo. Luego sazona con sal, aceite y jugo de limón y sirve.

Lea también:

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.