Platos principales

Vierte esto en el agua y pelarás los huevos de Pascua en segundos

51views

Los huevos de Pascua forman parte inherente de las tradiciones primaverales de muchas culturas de todo el mundo. Simbolizan la nueva vida, la fertilidad y la renovación, lo que resulta aún más apropiado cuando la naturaleza despierta a la vida. Pero cuando llega el momento de cocinar y teñir los huevos, muchos nos enfrentamos a una de las mayores molestias de la cocina: ¿cómo pelar los huevos cocidos para que queden lisos y no se estropeen?

Mira el vídeo del making of de Lidl Kitchen con Roman Paulus: Cómo cocer huevos

Cocinar huevos duros

El proceso de cocción es la clave del éxito. Cocinar huevos duros parece sencillo, pero hay muchas trampas. La clave está en cocerlos el tiempo suficiente para que la yema esté firme, pero no demasiado para que no se forme un anillo verde alrededor de la yema y la clara se mantenga jugosa. Lo ideal es poner los huevos ya en agua hirviendo y el tiempo de cocción tras alcanzar el hervor es de 9 a 12 minutos, según el tamaño de los huevos y tus preferencias.

Facilitar el pelado de los huevos

Un truco de probada eficacia es ponerlos en agua hirviendo. Este pequeño ajuste ayuda a debilitar la unión entre la cáscara y la fina membrana que recubre la clara, haciendo que el huevo sea más fácil de pelar.

Inmediatamente después de hervirlos, páselos del agua caliente a un recipiente con agua helada. Este brusco descenso de la temperatura hará que el huevo dentro de la cáscara se encoja y se pele mejor.

– Vinagre: Añadir vinagre al agua hirviendo ayuda a disolver parte del carbonato cálcico de la cáscara del huevo y también favorece que la clara cuaje más rápido. Esto hace que la cáscara se separe más fácilmente de la clara.

– Sal: Aumenta la densidad del agua, lo que también ayuda a separar mejor la cáscara del huevo.

1. Añade 1 cucharada de sal y ¼ de taza de vinagre blanco destilado a una olla con agua. Llevar a ebullición.

2. Sumerge los huevos y cuécelos suavemente durante aproximadamente 9-12 minutos.

3. Una vez cocidos los huevos, pásalos inmediatamente a un bol con agua helada y deja que se enfríen.

4. Cuando los huevos estén fríos, empieza a pelarlos. Pélalos bajo el grifo de agua fría, lo que facilitará la separación de la cáscara de la membrana.

Conservación de los huevos cocidos

Los huevos cocidos pueden conservarse en el frigorífico durante varios días. Los huevos sin pelar duran más, mientras que los pelados deben consumirse más rápidamente. Manténgalos siempre refrigerados para evitar la proliferación de bacterias.

Los huevos son un auténtico superalimento que nos aporta muchos beneficios, tanto nutricionales como prácticos. Ricos en proteínas, vitaminas y minerales, son ideales para un desayuno rápido, un tentempié o como parte de una comida equilibrada. Y aunque pelar huevos pueda parecer una actividad trivial, conocer algunos trucos y técnicas puede ahorrarnos tiempo y nervios.

Artículos relacionados

Fuente: allrecipes.com

Leave a Response

admin
¡¡¡Hola!!! Me llamo Sánchez y soy un experimentado redactor apasionado por la cocina. A lo largo de los años, he aprendido diversas tradiciones y recetas culinarias, y las escribo para ti, con el objetivo de compartir mis conocimientos.